Los años pasan para todos y aunque nos gustaría que nuestra mascota fuera un cachorro toda a vida, crecen a la par que nosotros.  Sin embargo, el envejecimiento en las mascotas no lo determina la edad exclusivamente, sino también factores cómo la genética, los cuidados recibidos y la alimentación que lleven.

Nuestros peluditos forman una parte fundamental en nuestra vida y nuestra familia, y por suerte, cada vez tienen una esperanza de vida más alta. Y en parte, una de las razones fundamentales es el gran avance que se ha producido durante los últimos años en la medicina veterinaria, tanto en diagnósticos cómo en nuevos tratamientos. Pero también se debe a la mejora de la calidad de vida que les damos desde nuestro hogar. La concienciación adquirida por los dueños y compañeros de vida sobre la buena alimentación y aplicación de medidas de protección, como las vacunas, revisiones periódicas o tratamientos preventivos.

¿Cuándo se puede considerar a un animal geriátrico?

Podremos considerar perros geriátricos (edad avanzada) a los gatos y perros por encima de los 7 años, pero puede haber variaciones dependiendo el tamaño del animal, enfermedades crónicas y el estilo de vida.

¿Cómo reconozco que se está haciendo viejo?

El envejecimiento es inevitable, pero es importante que conforme se vayan acercando a la edad indicada como geriátrica pongamos especial atención en los cambios tanto metabólicos como físicos de los signos de vejez.

La reducción del metabolismo del animal es uno de los más notables, ya que provocan una disminución de su actividad y suelen aumentar el peso, esto refleja la acumulación de tejido graso.

Pasan a tener una menor capacidad de respuesta a las infecciones y una disminución de sed, por lo que es importante estar pendientes y fomentar la hidratación.

Experimentan también una serie de cambios. Cambios en sus patrones de sueños. Largas siestas que les provoca estar deambulando por la noche. Cambios en la piel, ya que se vuelve más gruesa y pierde elasticidad. Cambios en el pelo, que disminuirá el brillo, tendrá un tacto más áspero. Y de igual manera que muchos humanos sufrimos artrosis a ellos la edad también les afecta a los cartílagos y huesos, esto hará que sus movimientos sean lentos, costosos e incluso llegar a tener ciertas dolencias.

No lo podemos negar, les queremos como si de un hijo se tratase y queremos lo mejor para ellos, por eso nos preguntamos

¿Qué hacer para mejorar su calidad de vida durante la vejez?

Lo  fundamental es ponerte en manos con tu veterinario de confianza. En la Clínica Veterinaria El Palau Valencia contamos con una campaña de chequeo geriátrico con analítica veterinaria completa destinada mantener el nivel de cuidados que va a hacerle vivir más sano y fuerte.

Una atención personalizada será lo mejor para el cuidado de tu mascota. Cuenta con tu veterinario de confianza para que te informe de los cambios que va a experimentar tu animal, como adaptarse a ellos y de qué forma mejorar su día a día. También te otorgará asesoramiento nutricional para esta nueva etapa y llevará el control de las posibles enfermedades que pueda padecer tu animal.

Si tu mascota está dando un paso hacia la vejez, aprovecha la oportunidad que la Clínica Veterinaria El Palau te ofrece con sus campañas geriátricas y de analítica completa, es apostar por mejorar la calidad de vida de nuestro fiel amigo, perro o gato. Por eso, pide ya tu cita en el 963 34 88 96.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies