¿La vuelta al trabajo ha sido dura? Aunque no lo parezca no eres el único que está sufriendo el famoso síndrome ‘depresión postvacacional’. Ya que es muy posible que tu perro también esté notando los cambios.

Las mascotas no saben entender ni gestionar que las vacaciones han terminado y debemos regresar a la rutina. Unas semanas de más atención de la cuenta, excursiones y de disfrutar de un ambiente relajado, son para ellos unas vacaciones en toda regla.

Por este motivo el temido regreso a la rutina puede llegar a ser duro también para nuestro mejor amigo.

Lo normal es que en unos días tu perro se adapte a la nueva situación, a su rutina y horarios, pero lo cierto es que hay casos en se puede llegar a complicar la adaptación. Esto puede ser debido a algún problema psicológico. Por lo que recomendamos que al volver de vuestras vacaciones realicéis un chequeo veterinario en vuestro veterinario de confianza de Valencia.

¿Cómo sé si mi perro está sufriendo depresión postvacacional?

Cuando tu mascota está sufriendo algún problema psicológico sufre unos cambios notables en su comportamiento diario. Estos cambios son fáciles de apreciar, puedes encontrar una conducta de inapetencia o incluso llegar a tener una conducta destructiva.

Uno de ellos puede ser en el ámbito de la alimentación. Puede ser que coman más o que coman menos. O en el hábito de dormir, que duerman más o que duerman menos. También cambios como destrozar cosas, ladridos, vocalizaciones, etc.

Si detectas alguno de estos síntomas en tu can acude al veterinario para poder obtener así un diagnóstico especializado por los profesionales, como bien puede ser un etólogo, y en caso de ser necesario, determinar un tratamiento adecuado que permita la curación de tu mascota.

Bien es cierto que nosotros, sus dueños, podemos ayudar a que este cambio sea mucho más sencillo.

Lo ideal para evitar un cambio de rutina tan drástico es introducir los nuevos hábitos de forma periódica así como tener una dosis extra de paciencia y afecto para que no nos extrañen tanto cuando nos separemos para acudir a nuestras responsabilidades.

Aunque en menor medida, debemos seguir planificando paseos y juegos con ellos, e ir disminuyendo la duración de manera progresiva hasta alcanzar el horario que queramos instaurar de manera definitiva. Con este método, conseguiremos que no se sienta abandonado por la vuelta a la rutina y por el cambio brusco de atención.

Desde Clínica Veterinaria El Palau de Valencia os ofrecemos unos consejos extra para que la vuelta sea más llevadera.

  • Prepárale un baño relajante si está especialmente ansioso. Esto sólo en aquellos perros en los que esto no supongan un estrés adicional.
  • Ponle música que de paz. La música ayuda a mejorar el estado de ánimo de los perros, los anima o los relaja. Elige música tranquila para relajarle.
  • Involúcrale en tus actividades diarias en casa y hazle partícipe de la vida en familia.
  • Dale un poco de cariño adicional.

Estos son sólo alguno de las claves para la vuelta a la rutina. Pero recuerda, ante cualquier duda consulta con tu veterinario de confianza. En Clínica Veterinaria El Palau de Valencia estaremos encantados de ayudarte.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies