Muchos de los que tenemos perros o gatos en casa, antes o después, nos preguntamos si debemos esterilizarlos. Si hacemos lo correcto o quizá no sea lo mejor para ellos. Hoy en Clínica Veterinaria El Palau de Valencia queremos aclararte alguna de las dudas más  frecuentes.

¿En qué consiste la esterilización canina?

La esterilización, en hembras consiste en extraer ambos ovarios y el útero, esto se realiza con cirugía bajo anestesia general. Generalmente, la intervención es muy rápida y requiere pocos cuidados después de la cirugía.

En machos, consiste en retirar ambos testículos. También es una cirugía muy sencilla, así cómo su recuperación. En extrañas ocasiones sufren complicaciones.

Es un proceso seguro e indoloro. La herida es superficial. Normalmente se utilizan puntos para suturar y éstos deben ser retirados diez días después de la operación.

¿Necesitan muchos cuidados en la recuperación?

La recuperación no es larga ni complicada, pero si requiere de unos mínimos cuidados. Es necesario hacer la limpieza indicada que el veterinario Valencia determine. Normalmente consiste limpiar dos o tres veces al día la zona afectada con la solución especifica que nos recomiende el profesional cualificado. Tu mascota podrá realizar actividades normales y volver a su rutina, pero deberás estar al tanto de que no haga movimientos bruscos. Además durante la cicatrización, les puede picar ligeramente la herida, por lo que nuestros canes tenderán a lamerse o rascarse.

Es importante evitar esto porque podrían llegar a arrancarse los puntos de sutura y abrir la herida. Y aunque la saliva contiene enzimas con efecto antiséptico también contiene bacterias y que podrían infectar la herida.

Si los profesionales han decidido colocarle un collar Isabelino o alguna medida protectora, no se la retires. Siempre es por su bien. –

Pero antes de decidirte por la cirugía expongamos sus beneficios y sus inconvenientes.

Beneficios e inconvenientes de la esterilización canina

El motivo principal es evitar que la hembra quede gestante para el resto de su vida pero además al extirpar ovarios y útero evitamos el desarrollo de enfermedades que pudieran surgir en estos órganos, si se realiza cuando la hembra es joven, anterior al primer celo, se reducen considerablemente las posibilidades de aparición de tumores de mama.

También sufrirán menos de estrés y nervios. Por lo que el animal será más dócil y menos revoltoso.

Entre los inconvenientes no podemos dejar de lado que esta intervención precisa de anestesia general y eso siempre conlleva un riesgo. También debemos mencionar que es un proceso irreversible.  En ocasiones pueden llegar a aumentar su peso, pero nada que con una dieta no puedan controlar.

¿Cuándo debemos castrar a nuestra mascota?

Como podemos leer en la revista digital de nuestros amigos Mundo Perro, la mejor edad para castrar a un perro es de los 6 a los 8 meses. Es el momento idóneo para llevar a cabo esterilización del animal, ya que tendrá una recuperación rápida y gozará de una vida más saludable. Cuanto más se alargue el momento más probabilidades hay de que su recuperación sea más lenta y pesada

Desde La Clínica Veterinaria el Palau te invitamos a consúltarnos cualquier duda que pueda surgirte acerca de la esterilización para tu perro.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies